UNO DE LOS PEORES MIEDOS: NO PODER TENER HIJOS

0

Infertilidad

Uno de los peores miedos: no poder tener hijos

Uno de los temores que se suelen tener entre parejas que deciden o quieren tener hijos, es el hecho de que alguno pueda ser infértil. La infertilidad genética es aquella causada por alguna alteración en la secuencia de ADN del hombre o la mujer que está intentando tener un hijo.

En ocasiones, los futuros padres no son conscientes de que son portadores de alguna alteración genética hasta que empiezan a tener dificultades para conseguir un embarazo y es cuando empiezan a preocuparse u ocuparse en resarcir esa situación.

Infertilidad masculina

En el caso de los hombres, hay diversas formas de manifestarse la infertilidad, está por ejemplo lo que los médicos llaman el “Síndrome de Klinefelter”, que tiene que ver cuando los hombres presentan un cromosoma X de más (47,XXY) y, como consecuencia, la espermatogénesis es defectuosa y no producen espermatozoides.

Otro síntoma tiene que ver con las microdeleciones del cromosoma Y, que se trata de pequeñas pérdidas de material genético en el cromosoma Y. La consecuencia de esto también es una azoospermia secretora en el hombre.

Las mutaciones en el gen de la fibrosis quística (CFTR) es otra, y tiene que ver con defectos que originan la conocida ausencia bilateral congénita de los conductos deferentes. Como consecuencia, los espermatozoides no pueden salir por la uretra con la eyaculación y es la principal causa genética de la azoospermia obstructiva.

En este tipo de casos, los hombres que lo padecen han podido tener hijos al obtener los espermatozoides del testículo con una biopsia y hacer una fecundación in vitro (FIV). No obstante, hay que resaltar que existe un riesgo de transmitir esta infertilidad genética a los hijos.

Estudios en este tema, nos comparten que es posible que el hombre no tenga ninguna alteración en su material genético, pero sí en sus espermatozoides, lo cual también daría lugar a fallos de fecundación, fallos de implantación o abortos recurrentes.

Estos fallos genéticos tendrían origen en el proceso de formación y maduración de los espermatozoides en los testículos y, por desgracia, en la actualidad no existen técnicas para separar los espermatozoides genéticamente sanos de aquellos con anomalías en su ADN, por lo que la única opción de estas parejas es recurrir al diagnóstico genético preimplantacional (DGP) o al semen de donante.

Infertilidad femenina

En el caso de las mujeres, la enfermedad cromosómica más relevante que causa esterilidad es el llamado “Síndrome de Turner”, que no es más que un trastorno que se debe a la presencia de un único cromosoma sexual (45,X0).

Las mujeres con síndrome de Turner tienen características definidas como la baja estatura o el cuello corto, además de otras alteraciones relacionadas con la fertilidad, como la falta de desarrollo sexual, fallo ovárico, ausencia de menstruación, entre otras cosas.

Algunas de las alteraciones genéticas que causan infertilidad en las mujeres tienen que ver con trastornos como lo son las trombofilias hereditarias, como la mutación del gen MTHFR. Los defectos en la coagulación de la sangre pueden dar lugar a abortos de repetición.

Alteraciones genéticas en el embrión

Puede ocurrir que, aunque los óvulos y los espermatozoides de la pareja estén bien y no presenten alteraciones genéticas, los embriones resultantes de la fecundación no sean viables, es decir que, durante la fecundación, el núcleo femenino del óvulo debe fusionarse con el núcleo masculino del espermatozoide y establecerse la nueva dotación cromosómica del embrión.

Los médicos dicen que cualquier error en este proceso dará lugar a embriones aneuploides que no podrán implantar o, en caso de hacerlo, darán lugar a un aborto espontáneo o al nacimiento de un bebé enfermo.

La principal causa de estas alteraciones genéticas en los embriones es la mala calidad ovocitaria por una edad materna avanzada.

El sobrepeso es una causa

La obesidad se ha descrito como una pandemia, por la cantidad de casos en el mundo y el rápido incremento, tanto de individuos que la padecen como los padecimientos que ocasiona.  La infertilidad es una de estas patologías que ocasiona el sobre peso.

La obesidad detona en las mujeres una serie de reacciones químicas que al final causan infertilidad y conforme se incrementa el nivel de masa corporal, aumenta el riesgo de aborto fetal. ¡Esto es alarmante! Si estás planeando un embarazo y tienes sobrepeso u obesidad, es importante que acudas con los expertos de Alo Bariatrics, para que te ayuden a disminuir esa masa corporal que puede llegar a ser un impedimento para traer al mundo a un nuevo ser.

Está demostrado que la obesidad puede ser un inhibidor en el proceso del embarazo. Desde la fecundación hasta el nacimiento estarán prendidos los focos rojos de alerta y el riesgo es tan grande que puedes llegar a perder el producto. Por eso es mejor llevar un tratamiento para bajar de peso, pero ¡Cuidado! No el tratamiento de la amiga o la vecina, acude a los especialistas de Alo Bariatrics, ellos saben cómo ayudarte de manera profesional.

¿Cómo sabemos si uno es infértil?

En la mayoría de casos, la infertilidad genética no se diagnostica hasta que no se hacen pruebas de fertilidad más específicas, ya que con un simple seminograma, ecografía o análisis hormonal no es posible de detectar, por ello es importante estar acudiendo con el médico para realizarse esos diagnósticos.

Uno de estos es el análisis del cariotipo, que sirve para estudiar si una persona tiene la carga cromosómica que le corresponde o, en cambio, presenta algún tipo de translocación, trisomía, monosomía, este se realiza en ambos miembros de la pareja.

Otro análisis es el FISH de espermatozoides, es decir la hibridación in situ fluorescente o FISH, otra técnica que sirve para analizar posibles anomalías en el número o estructura de los cromosomas. Al poder realizarse sobre los espermatozoides, esta prueba diagnóstica aporta más información sobre la capacidad reproductiva del varón.

Test prenatales

Los médicos nos comparten que en caso de presentar algún riesgo de tener hijos con patologías genéticas y no haber hecho un DGP para asegurar un embarazo viable, existen pruebas genéticas prenatales que pueden realizarse en el feto durante el transcurso de la gestación.

Los diferentes tipos de pruebas genéticas prenatales son las siguientes: Test de ADN fetal en sangre, se trata de un análisis prenatal no invasivo, ya que se analiza el ADN del feto que se encuentra en la sangre materna.

La Biopsia corial, que se realiza a través de una punción abdominal o vaginal, se obtiene una muestra de las vellosidades coriales de la placenta para realizar el estudio genético.

La Amniocentesis, en la que se obtiene líquido amniótico a través de una punción abdominal y se analizan las células fetales suspendidas en él.

Consulte a su médico

Si usted sospecha que es infértil, consulte a su médico. Existen todos estos exámenes que pueden determinar si usted tiene un problema de infertilidad. Cuando es posible encontrar la causa, los tratamientos incluyen medicamentos, cirugía o tecnologías de reproducción asistida. La cirugía bariátrica es uno de los procedimientos mas seguros y los mejores especialistas para su aplicación están en Alo Bariatrics.

Las estadísticas dicen que, afortunadamente, dos tercios de las parejas tratadas por infertilidad pueden tener bebés.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Abrir chat
Hola, ¿Te podemos ayudar en algo?